#FranciscoEnBolivia

El polémico regalo del presidente de Bolivia al Papa Francisco (+Video)

papamartillohoz

Por: Maria Carla González*

El crucifijo formado con la hoz y el martillo es uno de los obsequios que recibió el papa Francisco de manos del Presidente Evo Morales a su llegada a Bolivia. El inusual relago, generó polémica de inmediato y fue utilizado por varios medios derechistas y las redes sociales con el objetivo de desacreditar al presidente Evo y propiciar recelo en Francisco.

Resulta que manipularon el significado del regalo y la actitud asumida por el Papa, cuando difundieron una versión tergiversada de lo que realmente ocurrió cuando el Presidente le hizo entrega del crucifijo, estigmatizando el obsequio como un símbolo comunista supuestamente desaprobado por el Pontífice porque mencionó la frase: “no está bien eso”.

Evidentemente, para cualquier cristiano esta forma de representar a Cristo en la cruz puede sorprender por lo inusual.

Sin embargo, si bien es cierto que estas fueron las palabras del Papa, esta es sólo una verdad a medias porque luego agregó: “eso no lo sabía” al escuchar la explicación que le diera Evo sobre su significado y recibió el crudifico con una sonrisa.

Esta parte del encuentro fue omitida intencionalmente, lo cual no es de extrañar considerando se trata de la misma prensa que generalmente ataca al Papa Francisco cuando critica al capitalismo salvaje y lo señala como el principal causante de la miseria humana, llamándolo comunista.

Este obsequio no tiene una interpretación ideológica específica, según los jesuítas reconocen, la figura tiene un sentido más amplio, de diálogo y libertad. Se trata de una réplica de un tallado elaborado por el propio sacerdote jesuita Luis Espinal que simboliza su compromiso con las luchas sociales y los más humildes. lleva la hoz que utilizan los campesinos y un martillo que utilizan los trabajadores como los carpinteros.

La hoz y el martillo representan a poblaciones humildes, trabajadoras y personas de Dios. Según afirmó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi: “el papa Francisco no tuvo una reacción particular negativa tras recibir una cruz sobre la hoz y el martillo, réplica de la obra tallada por el sacerdote jesuita, Luis Espinal, asesinado por la dictadura militar en 1980, que le obsequió el miércoles el presidente Evo Morales en Palacio de Gobierno de La Paz.”

Otros obsequios recibidos

El papa Francisco, en su visita apostólica a Bolivia, rindió homenaje a la figura del jesuita español Luis Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en el país. Francisco rezó el miércoles en la curva de la autopista en La Paz, en el lugar en el que fue asesinado el sacerdote y pidió por el eterno descanso de su alma.

Morales le entregó también la distinción ‘Luis Espinal’, que fue creada por la Asamblea Legislativa Plurinacional para reconocer a quien profese una fe religiosa y se destaque por defender a los pobres, los marginados y los enfermos, además de la máxima condecoración el ‘Cóndor de los Andes’.

El pontífice recibió también un cuadro que representa a la Virgen del Socavón, elaborado con el grano de quinua; una fina vestimenta adornada con motivos de las culturas andinas bolivianas; el  Libro del Mar, que reúne los argumentos históricos y jurídicos de la demanda marítima boliviana presentada a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya; y la biografía suya “Mi vida, de Orinoca a Palacio Quemado”.

Compromiso con los más necesitados

Luis Espinal, sacerdote jesuita, nació en España en 1932. A los 16 años, ingresó en la Compañía de Jesús, con la que se trasladó como misionero a Bolivia. En 1971 adquirió su nueva nacionalidad, la boliviana. Durante los años en los que vivió en el país, se caracterizó por su compromiso con los más necesitados, pero también por sus críticas a la Iglesia. “Tal vez, tienen razón al hablar del “opio del pueblo” porque hemos desencarnado nuestra fe”, escribió en una ocasión.

En 1979, Espinal fundó, en La Paz, el semanario “Aquí”, en el que ahora se le homenajea como un mártir, un héroe del pueblo y un símbolo de la Teología de la Liberación.  A través del periodismo, Espinal se dedicó a defender la lucha social, como forma de lograr una sociedad más justa.

Anuncios

Publicado el julio 15, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: